Tauromaquia Antitaurinos/nas

Tauromaquia ¿Tortura o Cultura?

toros_4_800x450

La tauromaquia: arte y técnica de lidiar toros

Su expresión más moderna y elaborada es la corrida de toros. Una de las polémicas que hoy día le da la vuelta al mundo ¿Tortura o cultura? Existe una constante histórica sobre esta afición y sobre la necesidad de formar nuevos aficionados. Han sido varias las obras editadas sobre el tema.

Las primeras noticias que se conocen sobre la participación de los toros en espectáculos aparecen durante el imperio romano, en las llamadas verenationes, unos espectáculos que consentían en la lucha entre animales. En luchas entre hombres y animales, o bien, en lanzar hombres y mujeres a las fieras como castigo para las víctimas y diversión para el pueblo. Un conocido matador de toros de aquella época fue Carpóforo, y existe una leyenda sobre Ovido. Éste luchador usaba una tela roja para llamar la atención del animal, para que le embistiera, luego lo mataba armado con una espada y un escudo. Más adelante, durante el periodo de la reconquista y la formación de reinos cristianos, tuvo lugar en León el primer espectáculo taurino formalizado. Un espectáculo que fue organizado por cristianos, aunque la ciudad aún estaba bajo dominio árabe. El primer anuncio público de una corrida de toros del que se tiene constancia fue en Ávila, en el año mil ochenta, con el motivo de la celebración de la boda del Infante Sancho de Estrada. Por lo que se considera la fecha oficial del inicio de este tipo de espectáculos. Así, sucesivamente, se fueron celebrando corridas en más lugares de España, para festejar celebraciones de bodas, coronaciones, victorias de batallas, homenajes fúnebres, etc. La tradición de las corridas está documentada desde el siglo XIII.

Las escuelas de tauromaquia existen desde mil novecientos treinta, la primera que se fundó fue en Sevilla. Desde siempre los toreros consagrados han sido maestros de los aficionados, con los que tenían amistad, pero ni entonces ni ahora ha habido una enseñanza reglada ni programada como hay en otras profesiones. Ahora, sin embargo, hay muchas escuelas taurinas que bajo la dirección de un diestro de prestigio enseñan a todos los que quieren ser toreros; acudiendo a centros para aprender.

En la actualidad, la actividad más conocida de la tauromaquia es la corrida de toros. En consecuencia, con la consideración de cómo se lleve la responsabilidad de la lidia y muerte del toro (si el torero va a pie o a caballo). Existen dos tipos de corridas de toros; de toreros a pie y de toreros a caballo (de rejoneo).

Hoy día, el que desee ser torero, tendrá que saber leer y hacerse con un reglamento del espectáculo taurino vigente. Allí va a encontrar los límites que tiene como torero, el ejercicio de su profesión, como el peso de los toros, situación de los caballos en las plaza para el tercio de varas, antigüedad de los lidiadores para realizar el protocolo a seguir.

Gran parte del reglamento se refiere a las disposiciones legales que deben seguir las ganaderías y las empresas, regulando las licencias y permisos que deben conseguir, así como las normas de comportamiento y derechos del público.

El toro es un ser vivo que se deja torear porque “ataca” ; al atacar, se lanza sobre cualquier cosa que le provoque en determinadas circunstancias. Enfrentarse a su velocidad y a su fuerza para desviarlo, es un ejercicio de violencia mental que solo se superará si se tiene confianza y saber sentir como realizar hábilmente todos los movimientos necesarios. Cada toro tiene unas condiciones que le diferencia de los demás, ya que su instinto está sometido al hecho de ser bravo, que es su forma de valor, un valor que desarrolla y demuestra embistiendo. Cuando sale a la plaza, está aún más embravecido.

La tauromaquia incluye un desarrollo previo al espectáculo como es: la cría del toro, la confección de la vestimenta de los participantes, el diseño de carteles de publicidad y otras manifestaciones “artísticas” , que varían según la región o el país donde la tauromaquia es parte de la “Cultura Nacional” .

 Los participantes en una corrida de toros son: picadores, banderilleros, mozo de espada; alguacilillos, monosabios, areneros…

Además de la corrida en sí, la tauromaquia incluye la crianza y conocimiento de los toros llamados de lidia.

Las ganaderías de toros de lidia, también llamado toro bravo, son empresas que dependen de los espectáculos taurinos, dado que esta variedad bovina no tiene ningún otro propósito comercial debido a su bajo rendimiento, tanto de leche como de carne. Grandes criadores de toros de lidia han alcanzado renombre por las características particulares de trapío de sus astados, y sus nombres son de perdurable reconocimiento en el mundo taurino.

La tauromaquia es una parte considerable de la “cultura” en los países donde se practica; algunos de ellos son: España, Francia, Portugal, México, Colombia, Ecuador y Venezuela. Son considerados parte integral de “ La cultura Nacional ” y es definida como “arte” en La Real Academia Española, (RAE). Su definición es esta: 

Tauromaquia: arte de lidiar toros. Obra o libro que trata de este arte.

Normalmente una corrida se compone de tres partes, llamadas: tercios, en las cuales el toro es lidiado respectivamente por el picador que, montando en un caballo protegido por un peto, utiliza una vara con una puya para preparar al toro para el tercio de muleta. Los banderilleros son los que se ocupan de auxiliar al matador. Adornan al toro colocándole tres pares de banderillas y el último tercio y más importante; el de la muerte, en el que el torero lidia al toro manejando la muleta y la espada que sostiene con la mano derecha. El torero comienza a medir la distancia del toro, lo que se llama “terreno” para empezar a cuajar su faena, hasta empezar a meterle la cabeza con suerte o engaños. Después coloca al burel con los cuartos delanteros parejos, para que se abra y no pinche en hueso; eso es para considerar la estocada, si es correcta a petición del presidente y el respetable, se cortan los trofeos: orejas, rabo.

Cuando termina la lidia, si el presidente enseña un pañuelo de color blanco, el premio es una oreja. Si son dos pañuelos; serán dos trofeos.

Ha habido corridas en las que el público ha llevado a hombros al torero, aunque no se le haya concedido ningún premio.

Hasta aquí, muy bonito el cuento para los taurinos, gente muy culta por haberse documentado sobre la historia de la tauromaquia a través de libros durante siglos, aunque hay quien se pregunta: ¿qué se esconde detrás de todo esto?

La realidad hoy día es otra bien distinta y las plazas se están quedando vacías. La gente ha dejado de acudir para ver esta masacre y defiende la vida del toro. personas que lo único que quieren es parar con estos asesinatos. Mucha gente del pueblo y del mundo se ha revelado contra lo que vulgarmente se conoce en este país llamado “Fiesta Nacional”. Estas personas no quieren entender de arte ni de disciplinas, pues a nadie le interesa documentarse sobre el tema de la tauromaquia ante lo que es evidente a los ojos del hombre culto. Por más que se haya escrito en los libros sobre el tema de la tauromaquia, por más que los expertos quieran convencer al hombre está la evidencia, algo que no se puede esconder y que es la tortura y muerte de un animal inocente.

El lado oculto de la tauromaquia

Presuntamente, veinticuatro horas antes de salir a la plaza, el toro es encerrado a oscuras, para que cuando salga le moleste la luz y las voces del público lo alteren aún más. Le recortan los cuernos para proteger al matador, (no dicen la verdadera medida de los cuernos del toro). Le golpean con sacos de arena los riñones y testículos; luego, se los cuelgan en el cuello para que pierda fuerzas. Le echan en el agua y en la comida sulfato y laxantes,  para destruir así sus intestinos. Les introducen bolas de algodón en las fosas nasales lo más profundo que pueden para dificultar su respiración. En los ojos le untan grasa y vaselina para dificultar su visión y en las patas una sustancia tóxica que le produce mucho ardor y picores; además de hacerles cortes. Es por eso que cuando sale a la plaza no puede estarse quieto, no es que esté furioso ni embravecido… No puede soportar el escozor de las patas, apenas ve; sale destruido física y anímicamente. La condición del toro cuando sale no es la de atacar, es la de huir. Es un animal herbívoro, algo más a su favor. Él es el único que no pidió estar ahí , en la plaza, tan solo busca una salida que nunca encontrará, ni podrá morir en un rincón aislado, donde nadie le moleste ¡No nos engañemos!, el asesinato y tortura de un animal inocente, nunca podrá ser cultura.

El toro, lo único que busca es una salida para poder huir de un lugar en el cuál él es el único que no quiere estar, en el que todas las personas que se califican como cultas ellas mismas, disfrutan viendo torturar y asesinar lentamente a un ser vivo.

Le hincan una banderilla con la que cortan los músculos de la cabeza para que no la puedan levantar y comienzan a perder mucha sangre. Le hincan una espada de ochenta centímetros que le desgarra todas las zonas vitales. Lo rematan con más aceros punzantes. Termina muriendo por asfixia y ahogado en su propia sangre. Todo ser vivo, busca un lugar donde morir dignamente. El ser humano cuando está muriendo quiere estar en su hogar y morir en su lecho. Una mascota, busca el calor y el amor y los ojos de su dueño, hablándole con la mirada. Los animales salvajes, buscan un rincón en su hogar; el bosque, la selva. El toro después de ser humillado y asesinado vilmente; da vueltas para huir del barullo de la gente y de su verdugo, cuando ya no puede más, busca un rincón donde morir, pero no le dejan…

Hay estocadas defectuosas en las que el toro queda paralizado y no muere, siendo consciente de todo lo que ocurre a su alrededor. Dándose cuenta de como le cortan las orejas, el rabo; de como es desollado vivo y de como es arrastrado por la plaza.

Sería muy largo de contar toda la historia de la tauromaquia… Tortura y muerte de un inocente que no quiere estar en una plaza rodeado de personas que se divierten viendo correr sangre en la arena.

 

Imágenes de Google

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s