Emociones

Restar

 

1759

Nunca nadie fue el protagonista del libro de mi vida, ni lo será nunca, tan solo algunos ocuparon unas cuantas líneas y páginas, en las cuales, ya perdieron todas las verdades al comienzo de estas ¡Y hace tanto que las arranqué!, aun quedan muchas hojas en blanco por escribir y, solo me quedé, con las que una vez me aportaron cosas bellas y positivas.

Un día, el viento azotó con fuerza, y mis muros se derrumbaron, quedando sepultada bajo sus escombros. Unos lobos vestidos de mansos corderos se quitaron las máscaras, acechando y atacando siempre donde más dolía. Me tuve que defender… después llegaron las críticas, algo que siempre me gustó, pero al evaluar algunas, preferí rechazarlas de forma positiva.
No lograron que me quedase en la oscuridad, porque renací aún más fuerte y construí nuevos caminos, comprendiendo, afrontando… lo que estuviese por venir nuevamente.

—. AprendI a empatizar antes que a criticar, comprendiendo los pensamientos, sentimientos de dolor, de alegría… de los demás, menos de gente de poca ética, personas de las que nadie tenía nada bueno que decir. Quizás tenían un “defecto”, “tal vez”, eran… infelices. Hoy les deseo mucha suerte.

—. Dejé de sentir miedo a cometer errores, ya que ellos me dieron la oportunidad de poder mejorar, asi que, aproveché estos para acometer un cambio positivo.
Dejé de sentirme culpable por no poder llegar a todo. No lo hice de forma deliberada, siempre me esforcé para mejorar en todos los aspectos.
Siento mucho si algún día decepcioné a alguien y, a pesar de ello, me miran sonrientes al pasar por mi lado, aunque hay actos que delatan…
Sé que me distincé, pero a veces, la soledad, es la mejor compañera…
Yo no soy perfecta, pero aprendí a no guardar rencores, no creo que fuese mejor persona por ello.

Hoy, al igual que ayer, no necesito ninguna metamorfosis, porque nunca dejaré de ser como soy, una mujer libre que toma sus propias decisiones, que no necesita de nadie para ser feliz, que no huye del dolor, lo enfrenta.
—. No me gusta halagar con exceso de cumplidos, digo las cosas tal y como las siento.
—. Me cansan los discos rayados que, antes de saludar, ya están contando lo que poseen o adquieren, entre otras cosas… sencillamente, no me interesa competir con nadie.

—. Nunca olvido un favor, porque estos son frutos de la generosidad humana, aunque haya personas que los consideren como deudas. Y si algún día no me los hicieron, tampoco guardé rencores, simplemente, busqué otras alternativas.

Sé que todo el mundo tiene derecho a hacer peticiones, a la libertad de expresión, pero también han de entender, que yo, también tengo derecho a apartarme de parte de ese todo… y dar un: NO, por respuesta.

«Cuando hay una tormenta, los pajaritos se esconden pero las águilas vuelan más alto».
-Mahatma Gandhi-

32-x-32-logo-jpg  Todos los derechos reservados

Imágen de Google

Categorías:Emociones

Tagged as: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s