Terror

Katie

1º Relato del Libro: Lóbrego

Un sin fin de colores distribuidos estratégicamente en el paisaje, parecen haber logrado el tono deseado. El camino serpenteado conduce hacia un único lugar. Las flores, que se van quedando cada vez más lejanas, se van convirtiendo en diminutas manchas abstractas que se superponen y entrelazan igual que una bella ilusión, entre verdes y ocres.
La poca luz del sol que dejan pasar los árboles centenarios se retira, desterrando a los amarillos que se mezclan en el horizonte entre pinceladas rojas, naranjas y violetas, sin la competencia del azul.
El viento sopla con mucha intensidad levantando una nube gris, e intenta advertir a los transeúntes para que no sigan adelante.
Al final del camino hay una gran verja fortificada que imposibilita el paso, pero cuando llega la  medianoche se oye chirriar al abrirse, pidiendo a gritos de silencio que aquél lugar sombrío sea de nuevo habitado.

93ddcc3349946ed094aekkke1a19e6809b4
Un gran manto negro va cubriendo a la luna, y uno de sus rayos alumbra a los árboles, que tiempo atrás, dejaron de florecer. Sus ramas parecen monstruosas garras gigantescas donde se posan las aves nocturnas que, con su canto alarmante, parecen intuir un peligro inminente. De uno de los  árboles cuelga un columpio que a veces se balancea solo, y en las noches de luna llena, se puede ver por debajo una sombra.
Desde lo más profundo de la tierra, brota un insoportable olor a azufre que se va impregnando en el aire, llegando hasta la parte alta de la mansión, donde tras los cristales de una de las ventanas, hay un bulto algo difuminado que se va contorneando. Ya no tiene miedo, aunque se siente atada al que fue su hogar, y sigue sin aceptar que hace mucho tiempo que su alma y su cuerpo se separaron, solo anhela ser como antes mientras espera paciente. A veces es una visión, un olor, un sueño lúcido, una voz. Una niña de piel muy pálida, de cabello cobrizo y ojos negros, vestida de blanco, que está empapada en agua, y pasea siempre a partir de la medianoche con su horrible muñeca Lina, de ojos ausentes y rellenos de tierra, que siempre lleva cogida de la mano.

a5bb48084672cc1ammmm67fd8814cea45b225e2b2525_hq

Alguien pronuncia su nombre. La luz parpadeante se extingue. Katie recorre los extensos pasillos mientras el viento enfurecido abre los ventanales de par en par. Se dirige hacia el exterior, una imagen oscura, que se va acercando cada vez más, va en su búsqueda. Sus pasos son lentos y arrastra los pies; su edad es avanzada, y en una de sus manos temblorosas lleva un arma, con la otra coge la mano de Katie con fuerza, que mira sonriente.
Gritos, súplicas y llantos, se oyen a lo lejos. Después, un estallido que parece haber salido del mismo infierno, pone fin al suplicio. Un líquido rojo se escapa de un cuerpo que tenía las horas contadas, se esparce por la superficie, hasta gotear en la vieja piscina que, como siempre, cumplió con su cometido, y no quiere dejar escapar de entre sus grietas, el agua turbia que mueve compasadamente el cuerpo de la niña y su muñeca.
Unas pequeñas huellas mojadas se quedan señaladas en la cubierta, unos pasos silenciosos recorren el lugar.

El viento y la lluvia no quieren estar juntos, pero la catástrofe atmosférica ya es inevitable, y el cielo descarga su furia. Las alimañas que acechan, huyen despavoridas buscando refugio.

Un coche se ha estacionado delante de la verja, después sigue adelante, es imposible retroceder. Una familia se baja del vehículo y busca refugiarse del temporal. Los árboles agitan sus ramas, el columpio se balancea, se oyen risas.
La madrugada se presenta divertida, hace tiempo que las velas no se apagan solas, que Lina, no tiene unos ojos nuevos, que nadie grita de horror buscando una salida antes de que llegue el alba, al ver a un anciano sin boca, que se pasea por la mansión con un arma en la mano mientras llama a su nieta. Y un cántico fantasmal se oye de fondo.

columpio_n-672xXx80

32-x-32-logo-jpg Todos los derechos reservados

Imágenes de Google

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s