Emociones

El síndrome de Pinocho

Ella era romántica y soñadora; a él, le encantaban los cuentos

396ff-cprfg8hxgaahldc

La mentira patológica, mitomanía o pseudología fantástica son tres de los varios términos aplicados por los psiquiatras para nombrar el comportamiento de estos mentirosos compulsivos. Aunque se ha escrito poco sobre esto, afecta lo mismo a hombres que a mujeres.

A los mitómanos, no les gusta que les controlen y viven con la duda de que si lo que hacen es del agrado de los demás. Así que, cogen el camino más fácil, mienten te hacen sentir culpable… Y, antes de reconocer que mienten, revientan… Pues son adictos a jugar con los sentimientos de los demás.
La psicoterapia parece ser uno de los únicos métodos para el tratamiento de una persona que sufre la mentira patológica, pero en la actualidad, no hay suficiente investigación sobre éste área, que pueda garantizar la cura del paciente.

Pinochos, hombres y mujeres de mente abstracta

Las personas que conviven con un Pinocho, conviven con la inseguridad, pues nunca saben cuando les va a dejar tirados, cuando es leal…
Plantéate si en realidad necesitas en tu vida a un Pinocho, pues con éste nunca tendrás una relación de confianza y seguridad, y si merece la pena convivir con alguien que te engaña.

La mayoría de los mentirosos crónicos aprendieron a hacer esto desde su infancia, creando en su subconsciente una actitud de indiferencia hacia la mentira y creyendo que ocultando la verdad se obtenía beneficios. Estas personas sienten una compulsión irremediable para mentir, llegando a justificar acciones para acomodar sus defectos de autoestima, de farsas y engaños. Los Pinochos crean un mundo imaginario en su mente, ya que ésta es abstracta.

Los mitómanos son seres crueles. No les importan el daño que hacen
Decir mentiras no es bueno, pero mucho peor es llegar a creérselas uno mismo, puede conllevar a volverse enfermizo.
Estas personas cuya naturaleza es engañar, no sienten culpa ninguna, ni tienen noción de los daños que pueden causar, ya que, para ellos, mentir es un placer. Los Pinochos se creen más inteligentes que el resto de las personas que creen en sus falsedades, aunque, a veces podemos ver que nos cuentan historias que no tienen sentido alguno…
Quizás creas que eres lo suficientemente inteligente como, para no dejarte engañar por estas personas, pero tienes que ser muy cauteloso cuando se está al lado de estos, ya que suelen ocultarse bajo una máscara, envolviéndote en halagos; inventan, prometen… a cada segundo. El mitómano puede basar sus mentiras en hechos reales exagerando la situación.

Si ya has sido atrapado por un Pinocho, te habrás dado cuenta de la habilidad que tienen para ganarse tu lealtad.
Los hay manipuladores sentimentales, teatrales, seguros de sí mismos, los que buscan la aceptación de los demás…

La mitomanía, no es inofensiva, ya que tiene efectos secundarios en distinto nivel:
En el plano social, a nivel familiar…

A algunos Pinochos, se les califica como los “cuenta cuentos”. Son personas poco recomendables y de escasa confianza. No suelen tener muchos amigos, pues estos tienden a distanciarse de ellos o al contrario.

89c68-00092647_html_m1819cdad
Fotos de Google

Anuncios

Categorías:Emociones

Tagged as: , , , ,

2 replies »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s